Lengua árabe
   Cursos mensuales y continuos

MUNDO ARABE.ORG

     Curso "Islam y Mundo Árabe"

 


 

____________________________________

Palestina-Irak

¿No hay nadie que pueda gritar: "¡Basta!"?

Roberta Fisk

Así que el presidente George W. Bush hace trizas el plan de paz palestino-israelí y está bien... Asentamientos israelíes para judíos y exclusivamente para judíos en Cisjordania. Y está bien... Arrebatar tierras que los palestinos han poseído durante generaciones. Y está bien... La resolución 242 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas declara que esa tierra no puede adquirirse por medio de la guerra. Olvídenlo: está bien... ¿Trabaja de hecho el presidente Bush en favor de Al Qaeda? ¿Qué significa esto? ¿Que a George W. Bush le interesa y preocupa en mayor medida su reelección a la presidencia que la cuestión de Oriente Medio? O que a George W. Bush le infunden mayor respeto los grupos de presión israelíes que sus propios votantes. No teman, se trata de lo segundo.

Su lenguaje, argumentación y discurso sobre la historia han sido una mentira tal a lo largo de las últimas tres semanas que me pregunto por qué nos molestamos en escuchar lo que se dice en esas conferencias de prensa. Ariel Sharon, quien perpetró las matanzas de Sabra y Chatila (1.700 muertos civiles), es un “hombre de paz” por más que el informe oficial israelí de 1993 acerca de la matanza declarara que él fue “personalmente responsable” de aquellos hechos. Y ahora Bush elogia el plan de Sharon de robar aún más tierras palestinas, calificándolo de “iniciativa histórica y valiente”.

Que el cielo nos proteja. Limitarse a entregar los exiguos asentamientos judíos en Gaza, y todo está bien. Robo de tierras a cargo de los colonos, denegación de toda posibilidad de regreso a Israel en el caso de los palestinos que viven allí, y está bien... ¡Bush, que afirmó que cambiaría la faz de Oriente Medio con su invasión de Irak, afirma ahora que está cambiando el mundo al invadir Irak! ¡Muy bien! ¿No hay nadie que exclame: “¡Basta!”?

Hace un par de noches, ese peligrosísimo elemento que es George W. Bush se refirió a la “libertad en Irak”, no a la “democracia” en Irak. No, de democracia no se habló más. La democracia, sencillamente, se ha suprimido en la ecuación. Ahora se trata tan sólo de “libertad”: en realidad –quería decir– libres de Saddam más que libertad para celebrar elecciones. ¿Y qué se supone que implica este tipo de “libertad”? Un grupo de Iraquíes designados por los norteamericanos traspasará el poder a otro grupo de Iraquíes designados por los norteamericanos. Y ésta será la “entrega histórica” de la “soberanía” Iraquí. Efectivamente, puedo comprobar perfectamente los motivos por los que George W. Bush quiere presenciar una “entrega” de soberanía. “Nuestros muchachos” han de estar fuera del alcance de la línea de fuego: que los Iraquíes sirvan de sacos de arena...

La historia Iraquí ya se halla en fase de redacción. En venganza por el bárbaro asesinato de cuatro mercenarios norteamericanos –porque eso es lo que eran– los marines estadounidenses perpetraron una matanza de cientos de mujeres y niños, así como de fuerzas guerrilleras, en la ciudad musulmana suní de Faluya.

Las fuerzas armadas norteamericanas afirman que la inmensa mayoría de los muertos eran activistas insurgentes. Falso, dicen los médicos. Sin embargo, los centenares de muertos –muchos de ellos efectivamente civiles– fueron un vergonzoso exponente del proceder de la soldadesca norteamericana en sus ataques indisciplinados contra Faluya. Numerosos musulmanes suníes afirman que en el “nuevo Irak” –en su versión Iraquí, no en la de Paul Bremer– Faluya debería ostentar la condición de nueva capital de Irak.

¿Cuáles son los resultados? Vastas áreas de la Cisjordania palestina se convertirán ahora en parte integrante de Israel por gentileza del presidente Bush. La tierra que es propiedad de población no israelí debe ahora ser objeto de un robo por los israelíes con el pretexto de que no es “realista” admitir las cosas de otro modo. ¿Es Bush un ladrón? ¿Es un criminal? ¿Puede acusársele de instigar un delito? ¿Puede ahora Irak decirle a Kuwait que no es “realista” afirmar que las fronteras otomanas son susceptibles de modificación?

La tierra palestina incluyó un día la totalidad de lo que es actualmente Israel. ¿Y no es “realista”, según parece, cambiar esto, ni siquiera en niveles del orden del 2%? Este débil y cobarde presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha echado ahora por la borda todo lo que el Gobierno estadounidense hizo para mantener su fama y condición de “intermediario” en Oriente Medio. No le causa gran preocupación, por lo demás, exponer a sus tropas a riesgos mayores: no preside funerales. No le inquieta tampoco proceder en contra del derecho. Actuar en contra del derecho internacional no le reporta consecuencias indeseadas.

Y, pese a todo, hemos de ir a remolque de este hombre. Si nos ataca Al Qaeda, ¡tenemos la culpa! Y si el 90% de la población española declara que se opone a la guerra, ¡de ello se infiere que son favorables al terrorismo por protestar que 192 de sus ciudadanos fueran asesinados por Al Qaeda! Al principio, la protesta española contra la guerra para, a continuación, que hayan de padecer por ello y, como guinda, el régimen de Bush y sus cobardes periodistas condenan a los ciudadanos españoles por considerarles “apaciguadores” cuando protestan porque sus maridos, mujeres e hijos no merecían morir. Y si esa ha de ser la suerte y el destino que se les depara, ya me excusarán, ¡pero me encantaría poseer un pasaporte español para poder compartir la “cobardía” del pueblo español!

Si Sharon es una personalidad “histórica” y “valiente”, en tal caso los militantes de Hamas y de la Yihad Islámica podrán reivindicar lo propio. George W. Bush ha legitimado esta semana el terrorismo y cualquiera que pierda un miembro –o una vida– puede darle las gracias por su rasgo de cobardía. Y –presumo– puede darle también las gracias a Tony Blair por su cobardía.

____________________________________________________

Curso
 Islam y Mundo Árabe

Presencial y a distancia

Inscripción online

 

 

Editor Ahmed Hijazi
Red Mundo Árabe . Plaza Callao, Nº 1 -
3º- 2, Madrid 28013, España
Teléfono:
915228922 - 637979217 E-mail: mundoarabe@mundoarabe.org
Copyright ©Mundo Árabe  2000-2007 Madrid-España

Resolución de pantalla recomendada 1024 x 768

 

   
 PUBLICIDAD    Tienda Online