Lengua árabe
   Cursos mensuales y continuos

MUNDO ARABE.ORG Curso "Islam y Mundo Árabe"
 


 

_______________________________________________________________________

Muros, prisiones de grandes dimensiones para no culpables
Carmen Codina

  MUNDO ARABE.ORG, 11/2009

 

 

 

 

 

 

 


El muro israelí en territorio palestino

Transcurría el año 1961 cuando la RDA levanto el muro que separaba en dos partes la ciudad de Berlín. Encerrando de esta forma dentro de una gran prisión a todos los ciudadanos de la parte oriental. Impidiendo la libre circulación de las personas de un lado a otro, separando a los miembros de una misma familia, que perdían en ese momento el derecho de verse, de encontrarse, de poder estar juntos cuando quisieran. Esta  situación perduró a lo largo de 28 años, hasta 1989. Un gran número de seres humanos malograron su vida intentando traspasarlo, intentando recuperar por sí mismos aquello que les habían arrebatado, la libertad. Yo recuerdo muy claramente la última de estas víctimas, un muchacho muy joven, con toda una vida por delante, que solamente unos días antes de la decisión de abrir el paso, murió tiroteado al intentar saltar hacia un mundo donde pudiera ser amo de sí mismo. Mi interior, hace ahora veinte años, ya se rebelaba, se inquietaba por esa persona desconocida  ¡si hubiera podido esperar unos cuantos días más! me decía yo compungida, ahora estaría vivo. Para mi está claro que todas las vidas perdidas son igualmente importantes y las víctimas fueron numerosas, las quiero recordar aquí a todas, a cada una de ellas. Pero tengo claro, que lo que tendría que decir en vez de “si hubiera podido esperar”, es otra cosa bien diferente. Si los intereses no fueran más importantes que las personas, si la política, la economía, no estuvieran por encima de la vida, sino a su servicio, las cosas serian de otra manera, la vida tendría otro valor; todas estas personas, y otras, hubieran tenido/tendrían un destino ciertamente más agradable.

Precisamente este 9 de noviembre, es cuando se cumple el veinteavo aniversario de la caída del muro de la ciudad de Berlín. Sería ciertamente un acontecimiento para ser celebrado, si fuera posible celebrar el fin de una manera de actuar que pone en entredicho que los humanos, realmente nos comportemos de forma que haga honor al nombre que llevamos, es decir, humanamente. Pero por desgracia, si miro el mundo en el que vivimos y lo que en él acontece, no veo que esto suceda ¡para vergüenza nuestra!  sea dicho de paso. Estoy casi segura de que los medios de comunicación  mencionaran este hecho con gran “Bombo y platillo”, pero se cuidaran de señalar que en Palestina tenemos, en la actualidad, la segunda parte de lo mismo -a parte de algo verdaderamente peor- Se pretende que la historia sirve para aprender de los errores y para no repetir conductas que llevan al desastre y el sufrimiento, pero la misma historia se encarga de desmentir esta pretensión. Se continúan levantando cárceles de grandes dimensiones para no culpables. Se continua maltratando a las personas por intereses, geopolíticos, económicos, etc. Y pensamos que hemos avanzado. Yo me pregunto ¿Qué clase de ceguera padecemos para tener pensamientos como estos sobre el género humano? Mientras se celebra la caída de un muro, otro, ilegal por cierto, se mantiene delante de la quietud más absoluta por parte de la comunidad internacional. Allí existen los “Checkpoints”, es decir, los controles militares en los que se denigra y se humilla al pueblo palestino día tras día, donde se violan los derechos humanos  fundamentales suscritos por la ONU, sin que quien tiene potestad para acabar con ello ponga remedio alguno.

Mientras estos días se hablará de la caída del muro de Berlín con jovialidad por la meta conseguida, yo quiero hablar del muro de Palestina, la meta a conseguir. El muro por derrocar, la vergüenza de Oriente Medio. Una realidad suficientemente cruda para que no dejemos a un pueblo abandonado a su desdicha. Mi manera de contribuir a este aniversario Berlinés, consiste pues en recordar Palestina y sus habitantes, y en recomendarles a todos Uds. la película  documental de Fermin Muguruza, muy bien realizada, por cierto, cuyo título es: “Checkpiont Rock, Canciones desde Palestina” donde se recuerda al gran poeta de la resistencia, Mahmoud Darwish, mediante los músicos que cantan sus escritos lúcidos y profundos, a parte de canciones propias de otros músicos y poetas de la resistencia. Mujeres y hombres como: Amal Murkus, Naseem Dakwer, Habib Al-Deel, Suhell Nafar, Safaa Arapiyat, Kher Fody, Ayman PR(Palestinian Rap), luchadores pacíficos por la libertad y la justicia a la que toda persona, todo pueblo, tiene derecho aunque se les niegue ante la indiferencia internacional, y la desviación de la mirada cuando conviene. Mientras continuamos, como si nada ocurriera, dando premios Nóbel de la Paz, y otros, que a mi juicio, caso de mantenerlos, tendrían que cambiar de ortografía, deberían llamarse: premios Novel ¡Que cosa más extraña, la nuestra, damos premios de la paz con gran solemnidad mientras el mundo es arrasado por la guerra y la devastación! Ya para finalizar, les quisiera recomendar un artículo muy ilustrador de Nazanin Amirian “Los amos de la justicia universal” al cual podrán acceder en el apartado “artículos” de su página Web y en la que también encontraran Uds. fotografías muy interesantes.

Barcelona, 8 de noviembre de 2009

 

Curso
 Islam y Mundo Árabe

Presencial y a distancia

Inscripción online

 

Editor Ahmed Hijazi
Red Mundo Árabe S.L.U. Plaza Callao, Nº 1 - 3º- 2, Madrid 28013, España
Teléfono: 915228922 - 637979217 E-mail: mundoarabe@mundoarabe.org
Copyright ©Mundo Árabe  2000-2008 Madrid-España

Resolución de pantalla recomendada 1024 x 768

 

   
 PUBLICIDAD