Lengua árabe
   Cursos mensuales y continuos

MUNDO ARABE.ORG Curso "Islam y Mundo Árabe"
 


 

___________________________________________________________________

Jerusalén sin su año cultural
El ejército israelí prohíbe los actos culturales árabes en la ciudad

  MUNDO ARABE.ORG, 22/03/2009

Millares de agentes de la Policía israelí y del cuerpo paramilitar de la Guardia de Fronteras abortaron ayer las celebraciones culturales que los palestinos habían organizado con motivo de la declaración de Jerusalén como capital de la cultura árabe durante 2009.

Los habitantes palestinos habían previsto celebrar una decena de actos culturales y deportivos en el sector ocupado de Jerusalén, pero la Policía los desbarató uno a uno a lo largo de la jornada, sin permitir siquiera una reunión de niñas o un partido de fútbol entre niños en una escuela.

La presencia policial fue enorme en todos los barrios árabes, incluida la ciudad vieja, y los agentes practicaron decenas de detenciones entre los que consideraban los organizadores. En la Universidad Al-Quds, la Policía detuvo a dos empleados que se disponían a distribuir camisetas que tenían impresas leyendas con la declaración de Jerusalén como capital de la cultura árabe.

El acto central tenía que celebrarse en el barrio de Abu Dis. Cientos de personas trataron de llegar al lugar, pero los agentes ni siquiera permitieron que se encendiera una antorcha con el fuego de otra que llegó desde Damasco, y que debía marcar el inicio de las celebraciones.

El ministro del Interior de Israel, Avi Dichter, ordenó a las fuerzas de seguridad que actuaran con determinación aunque los actos culturales convocados eran pacíficos. Un portavoz policial manifestó que no se podían tolerar unos actos que cuestionan la "soberanía" de Israel sobre toda Jerusalén.

Israel tampoco permitió que se desplazaran hasta Belén representantes de varios países árabes que se habían congregado en Ammán y pensaban llegar a Belén en helicópteros, aunque algunos de ellos lograron colarse por carretera a través del puente sobre el río Jordán.

Está previsto que durante los próximos meses se celebren numerosos actos en Jerusalén, Belén, Gaza, Nazaret y el campo de refugiados de Mar Elías, en Líbano.

Sin embargo, Israel parece dispuesta a impedir todos los actos que se celebren en Jerusalén y Nazaret, sin que la comunidad internacional haya tomado ninguna medida para acabar con la ocupación y el expolio constante de Israel.

Ante la prohibición israelí, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abáss, ha celebrad ola conmemoración en Belén, donde ha pronunciado un discurso en el que acusó al Estado judío de practicar la "limpieza étnica" en Jerusalén.

Abáss ha explicado que el objetivo de Israel es "cambiar la composición demográfica de la ciudad" con el asentamiento de población judía, pero asegura que esa política "no ha tenido éxito" y que Jerusalén sigue siendo "el corazón y el alma" del pueblo palestino. A pesar de sus críticas, el presidente de la ANP ha precisado que está dispuesto a reanudar las negociaciones para la creación de un estado palestino, suspendidas desde la agresión militar israelí de los pasados diciembre y enero contra la franja de Gaza. Abáss instó al "próximo gobierno israelí" a retomar los contactos bajo la fórmula de "dos Estados para dos pueblos".

El llamamiento coincide con los intentos del líder del partido conservador Likud, Benjamín Netanyahu, de conformar una mayoría parlamentaria que le permita liderar el nuevo gobierno israelí, que según todos los indicios tendrá carácter de derecha radical. Netanyahu y los partidos con los que negocia la formación de ese ejecutivo son contrarios a la negociación y mantienen una postura intransigente con las reivindicaciones nacionales palestinas, que tienen como prioridad el establecimiento de un Estado independiente con capital en Jerusalén Oriental, de mayoría árabe.

Israel realiza una limpieza demográfica en Jerusalén

Las casas de Silwan (Jerusalén) se amontonan en el valle que desciende extramuros de la ciudad vieja de Jerusalén en dirección sur, hacia el mar Muerto. Ha sido siempre un barrio palestino, pero ahora el Ayuntamiento israelí pretende demoler 88 casas y crear en su lugar un "parque natural" argumentando que es una área de interés histórico.

Bajando por la empinada cuesta se observan por doquier banderas israelíes que ondean al viento desde las azoteas. Marcan el territorio de los colonos judíos que, fuertemente armados, se han asentado en Silwan en los últimos años.

En su mayor parte, han adquirido las casas a sus propietarios palestinos a través de una organización judía de Estados Unidos que ha pagado precios muy por encima del mercado, con la seguridad de que el mismo gobierno que ordena la demolición de las casas árabes no hará nada contra las suyas.

El Gobierno echará abajo las casas palestinas pero no las de colonos judíos

A mitad de la cuesta, en un solar, los palestinos han plantado una tienda para protestar. Los aquí reunidos no son muy optimistas. "Los israelíes dicen que quieren crear un parque natural pero no es verdad. Utilizaron el mismo pretexto en la Colina Francesa para desalojarnos y luego cancelaron el parque natural y establecieron un gran asentamiento judío", explica Fahri Abu Diab refiriéndose a otro barrio situado también en el sector ocupado de Jerusalén que corrió la misma suerte.

La de Abu Diab es una de las 88 casas que tarde o temprano se demolerán. Exactamente es la que el Ayuntamiento ha identificado con el número 22. En ella vive Abu Diab con su esposa y sus cinco hijos. Por ahora no se ha marchado, aunque sabe que pronto llegarán las excavadoras.

Permisos para judíos

Activistas palestinos indican que la demolición de Silwan forma parte de un plan para crear un anillo exterior que rodeará toda la ciudad árabe por fuera de las murallas. En el anillo no se permite construir a los palestinos, pero éstos temen que más adelante sí se permita a los judíos.

"Sabemos que no podemos enfrentarnos al Ayuntamiento y a los tribunales israelíes porque actúan en la misma dirección: echar a los palestinos de Jerusalén y cambiar la población por judíos. La única esperanza es que la comunidad internacional intervenga y presione a Israel, aunque esto tampoco garantiza que al final no destruyan nuestras casas", se lamenta Abu Diab.

Curso
 Islam y Mundo Árabe

Presencial y a distancia

Inscripción online

 

Editor Ahmed Hijazi
Red Mundo Árabe . Plaza Callao, Nº 1 - 3º- 2, Madrid 28013, España
Teléfono: 915228922 - 637979217 E-mail: mundoarabe@mundoarabe.org
Copyright ©Mundo Árabe  2000-2008 Madrid-España

Resolución de pantalla recomendada 1024 x 768

 

   
 PUBLICIDAD    Tienda Online