sas_pageid='9591/72105'; // Página : MUNDOARABE/cursos sas_formatid=3852; // Formato : 728x90 728x90 sas_target=''+wlrcmd; // Targeting SmartAdServer(sas_pageid,sas_formatid,sas_target);

   Lengua árabe
   Cursos mensuales y continuos

MUNDO ARABE.ORG

     Curso "Islam y Mundo Árabe"

 


 

___________________________

El muro en Palestina.

La seguridad como pretexto para la expropiación

 Jamal Juma

Aquí en Palestina hemos estado observando con gran desesperación las visitas del Primer Ministro palestino Abbas y Primer Ministro israelí Sharon a Washington. En medio de estas negociaciones, más de 100 bulldozers trabajan sin parar cada día en la construcción del muro, destacando el verdadero camino que la "Hoja de Ruta" está pavimentando. Mientras que el presidente Bush tenía razón al calificar al muro como "un problema" y referirse a él como "un muro serpenteando Cisjordania", en realidad no existen indicios de que se pare lo que se ha llamado el mayor "proyecto" jamás emprendido por Israel.

  En este contexto, el proceso de negociación parece carente de cualquier significado o bien una cortina de humo para lo que se está llevando a cabo sobre el terreno.

  Las actuales proyecciones, que se espera que sean la mayor apropiación de tierra desde 1967, año en que Israel ocupó la franja de Gaza y Cisjordania, sugieren que el muro, con una longitud estimada de 400 millas, robustecerá el control israelí de casi la mitad de Cisjordania. El muro ya se ha adentrado 4 millas dentro de Cisjordania y en algunas áreas puede llegar hasta las 10 millas. El muro sigue firmemente un camino que asegura la máxima anexión de asentamientos y un control a gran escala de las tierras palestinas.

  El muro, erróneamente referido como la "valla de seguridad", conlleva un número de horrendas construcciones. En algunas áreas está formado por edificios de hormigón de 8 metros de alto con torres de vigilancia armadas que divisan áreas residenciales. En otras, el muro consiste en capas de vallas electrificadas y zonas parachoques de trincheras, caminos para patrullas, censores y cámaras. Sean cuales sean las diferencias estructurales, los perjudicados son los mismos.

  La vida en esta cárcel al aire libre es intolerable. Los palestinos van a ser encerrados en guetos amurallados, privados de los más esenciales derechos humanos. Tal opresión y miseria se está dando en áreas donde el muro se está construyendo actualmente. Un 10 por ciento de Cisjordania está actualmente afectada por la destrucción creada por la "primera fase" del muro. Construir el muro ha llevado consigo la devastación de campos agrícolas, desperfectos en redes de regadío, aislamiento de fuentes acuíferas y la destrucción de casas, tiendas e infraestructuras sociales. Con la opresión diaria de cierres, asedios y toques de queda, la gente se ha vuelto particularmente dependiente de sus tierras para sobrevivir, pero no tienen acceso a ellas. Las tierras fértiles de 51 pueblos han sido o bien confiscadas o bien aisladas e inalcanzables a causa del muro.

  La reciente apertura de tres "puntos de entrada", a parte de dividir el territorio palestino, sólo pone de manifiesto aún más el robo institucionalizado de la tierra causado por el muro. En menos de un mes desde que abrieron las puertas, se ha disparado, golpeado, humillado e impedido a la gente el acceso a sus tierras. Tales escenas son parte del paisaje diario palestino bajo la ocupación israelí alrededor del muro. Este muro y sus llamados "puntos de entrada" son inhumanos e ilegales.

Para nosotros, y para todos los que han sido testigos de lo que está pasando, el muro no es más que una soga colectiva alrededor del pueblo palestino y sus tierras. En Qalqiliya, donde la construcción del muro está casi terminada, casi el 15 por ciento de sus 41.600 habitantes han sido obligados a marcharse, incapaces de sobrevivir en lo que muchos llaman una " jaula de Apartheid". En Palestina y entre varios grupos de solidaridad, al muro se le conoce como el muro del Apartheid, como parte de un proyecto colonial que conlleva consigo una política a largo plazo de ocupación, discriminación y expulsión.

  El muro sólo garantiza que un Estado palestino libre y soberano se vuelva imposible. Por consiguiente, el uso reciente por parte del primer ministro israelí, Sharon, y del Presidente de EE.UU., Bush, de los términos "viable" y "estado" manifiesta ,especialmente, un significado cínico y vacío. Sus numerosos llamamientos para un "Estado" van unidos a la imposibilidad de la existencia de tal Estado, mientras se produzca el confinamiento del destino del pueblo palestino en guetos de los desposeídos.

  En Palestina, la exigencia de parar el muro se encuentra al frente de los llamamientos hechos por el pueblo. Te pedimos que te unas a nosotros en este urgente llamamiento.
________________
Jamal Juma: es el coordinador de la Red de ONGs medioambientales de Palestina (www.pengon.org) que lidera la campaña anti-Apartheid del Muro israelí, una ONG palestina de base que pide que se pare de construir el muro. La campaña lanzó un libro en inglés sobre el muro el 1 de agosto con el título "The wall in Palestine”.

La fuente: Znet.

Traducción: Fran Bastida y revisión de Aitana Guia.

__________________________

Curso
 Islam y Mundo Árabe

Presencial y a distancia

Inscripción online

 

 

Editor Ahmed Hijazi
Red Mundo Árabe . Plaza Callao, Nº 1 -
3º- 2, Madrid 28013, España
Teléfono:
915228922 - 637979217 E-mail: mundoarabe@mundoarabe.org
Copyright ©Mundo Árabe  2000-2007 Madrid-España

Resolución de pantalla recomendada 1024 x 768

 

   
 PUBLICIDAD    Tienda Online