Lengua árabe
   Cursos mensuales y continuos

MUNDO ARABE.ORG Curso "Islam y Mundo Árabe"
 


 

________________________________________________________________

Israel se prepara para la guerra contra el Líbano y Siria

Mahdi Darius Nazemroaya,
Global Research
Trad
ucido del inglés para Rebelion.org por Germán Leyens

MUNDO ARABE.ORG, 04/2008

A comienzos de 2007, difundieron ampliamente en Israel informes sobre importantes mejoras en las fuerzas armadas sirias, incluyendo adelantos en la tecnología de misiles, con ayuda iraní. [1] En gran parte de Oriente Próximo se creó la impresión de una inminente guerra. En Israel informaban que Siria, Hezbolá e Irán es estaban preparando para el estallido de una guerra en el Levante. [2]

También afirmaban en Israel que Damasco había enviado mensajes secretos a Tel Aviv de que si Israel seguía rechazando las proposiciones de paz de Siria, una guerra estallaría en las Alturas del Golán y que habían prohibido a reservistas sirios que abandonaran Siria por la posibilidad del combate. [3]

En junio de 2007, un círculo íntimo del gobierno israelí que formaría un “gabinete de guerra” en un escenario bélico en Oriente Próximo fue categóricamente informado que una guerra con Siria involucraría absolutamente una intervención militar iraní. [4]

Ahora estamos en 2008 y el espectro de la guerra ha reaparecido en Oriente Próximo. El presidente sirio Basher Al-Assad reveló, que una vez más su país está inquieto y preparado para lo peor. A pesar de la posición de Teherán de que EE.UU. no se atrevería a lanzar una guerra contra Irán, las fuerzas armadas iraníes están en estado de alerta. Los militares libaneses y Hezbolá también están de guardia.

“Aunque la guerra no es una opción preferible, si Israel declara la guerra a Siria y al Líbano o si EE.UU. declara la guerra a Irán, Siria estará preparada,” dijo el presidente sirio a una reunión de intelectuales árabes según Al-Akhbar, un periódico libanés, el 16 de abril de 2008. [5] “Debiéramos analizar la situación desde la perspectiva de los intereses estadounidenses, porque la última guerra en el Líbano mostró que en un cierto momento Israel quiso detener los combates, pero fue obligado por [el gobierno de Bush hijo] a continuar,” continuó Basher Al-Assad. [6] Por lo tanto, la amenaza de guerra sigue existiendo en Oriente Próximo en 2008...

“Errores de cálculo” en el Levante: ¿Preparando la escena para la guerra?

Tel Aviv ha estado promoviendo deliberadamente tensiones con Siria y el Líbano. En 2007, el general de división Moshe Kaplinsky, ex vicejefe del estado mayor de las fuerzas armadas israelíes, declaró durante una conferencia de prensa que una guerra entre Siria e Israel era poco probable como respuesta a los crecientes rumores de guerra que comenzaron desde fines de 2006 y el comienzo de 2007. El representante israelí no excluyó, a pesar de ello, un eventual conflicto israelí-sirio. El general de división Kaplinsky junto con muchos otros comandantes y responsables israelíes subrayó repetidamente que un “error de cálculo en la frontera” podía provocar algún día un conflicto entre Siria e Israel. [7]

Poco después de la derrota israelí de 2006 en el Líbano, Tel Aviv comenzó a amañar las “justificaciones” para más guerras en su vecindad, el Levante. [8] Las definiciones israelíes de “error de cálculo” han sido extremadamente vagas y de mal agüero.

Tel Aviv ha estado involucrada en el proceso de crear una carta blanca militar, que permita “flexibilidad” en su enfoque regional hacia el Líbano y Siria.

Los “errores de cálculo” van para Tel Aviv desde los asuntos internos de los libaneses y los acontecimientos en los Territorios Palestinos ocupados a las definiciones más audaces y belicosas, como ser la reacción de los sirios ante hostilidades israelíes.

El sigiloso ataque aéreo, revelado posteriormente con el nombre de código Operación Huerto, realizado por el 69 Escuadrón de la Fuerza Aérea Israelí (IAF) contra una instalación desconocida en la provincia Deir ez-Zoir de Siria el 6 de septiembre de 2007, podría haberse convertido en un “error de cálculo” por parte de Siria si hubiera reaccionado a las provocaciones israelíes.

La definición israelí de “error de cálculo” también significa cualquier fuego arbitrario hacia Israel. El Jerusalem Post definió como “error de cálculo” que podría provocar una guerra con Siria un incidente “a lo largo de la frontera, en la forma de un ataque terrorista que escalara a un conflicto más amplio.” [0] Un tal incidente podría fácilmente ser provocado por un conflicto entre Israel y Hezbolá.

Una operación con bandera falsa también podría producir un incidente semejante. El 18 de julio de 2007, hubo fuego de cohetes desde el sur del Líbano hacia Israel ejecutado por un grupo desconocido, algo que podría haber sido utilizado como pretexto para una guerra. En Siria, el Líbano, y el mundo árabe se consideró que el incidente fue obra de israelíes y sus aliados en un esfuerzo por justificar una futura guerra.

El habla de paz orwelliana de Tel Aviv

En mayo de 2008, el jefe del Mossad, el servicio de inteligencia de Israel, dijo que conversaciones de paz con Siria llevarían a la guerra. [10] Le Nouvel Observateur informó en julio de 2007 que la Ministra de Exteriores israelí, Tzipi Livni, excluyó la reanudación de conversaciones de paz con Siria, mientras subrayaba que creía que Damasco presenta un problema que debe ser afrontado a escala regional. [11] Cuando se le preguntó sobre las perspectivas de paz con Siria, Tzipi Livni respondió: “Absolutamente no. Siria prosigue el juego peligroso que realiza en la región [Oriente Próximo],” y agregó que Siria “sigue siendo una amenaza” para Israel. [12] Estas declaraciones revelan la conducta de Tel Aviv y su agenda oculta. Dentro del contexto de una declaración pública de paz durante el verano de 2007, también revelan la duplicidad de Tel Aviv.

Aunque Tzipi Livni declaró que no habría paz entre Israel y Siria, Ehud Olmert declaró en una entrevista televisada con el canal de noticias Al-Arabiya, que personalmente quería paz con Siria. El primer ministro Olmert se dirigió directamente al presidente sirio Basher Al-Assad, diciendo: “usted sabe que estoy dispuesto a conversaciones directas con usted” y agregó que “estoy dispuesto a sentarme con usted y hablar de paz, no guerra.” Varios días después, Ehud Olmert también declaró, de manera orwelliana, que quería paz con los sirios, pero que la paz no equivalía a negociaciones de paz inmediatas entre Siria e Israel y podían significar una continuación del “status quo.”

La declaración de Olmert es doble lenguaje. Al respecto, según los israelíes, la amenaza de guerra existe como resultado del status quo entre Siria e Israel. Es muy importante recordar esta declaración porque indica que Israel no quería devolver las Alturas del Golán, pero quería algo más de Siria como condición para la paz. Es aquí donde Teherán juega un papel.

Responsables israelíes fueron más incriminados por el hecho de que en 2007 el primer ministro Olmert dijo que no le preocupaba una guerra inminente con Siria, pero que no le gustaba la discusión pública sobre paz entre Siria e Israel. Habría que cuestionar la lógica tras la “irritación” de Ehud Olmert ante las proposiciones públicas de paz entre Siria e Israel. [13] Israel definitivamente juega a la realpolitik respecto a Damasco en un esfuerzo concertado por desvincular a Siria de Irán y sus otros aliados. En este sentido, Damasco insistió públicamente en que no haya conversaciones secretas entre responsables sirios e israelíes sobre las condiciones para la paz. [14] La justificación para la insistencia siria por transparencia debía privar a Israel de cualquier medio para tratar de dividir en secreto a Siria de sus aliados de Oriente Próximo generando sospechas de traición.

La prensa internacional informó ampliamente acerca de las declaraciones de Ehud Olmert en 2007 sobre su deseo de paz con los sirios. Responsables israelíes también afirmaron repetidamente que son los sirios los que rechazan la paz. [15] Esas afirmaciones son hechas a pesar del hecho de que todos los antecedentes públicos muestran exactamente lo contrario. La dirigencia de Siria ha estado pidiendo negociaciones de paz entre Israel y Siria desde los períodos como primeros ministros de Ehud Barak y Ariel Sharon. Las afirmaciones israelíes de que buscan la paz han formado parte en su mayoría de una campaña internacional de relaciones públicas que intenta de mostrar al agresor como si fuera la víctima. En el caso de Siria, paz significa que Tel Aviv no irá a la guerra contra Damasco si se distancia de Teherán.

La desvinculación de Siria de Irán: la verdadera condición israelí para la paz con Siria

La devolución a Siria, de las Alturas del Golán ocupadas por Israel, que anteriormente fueron llamadas “las Alturas Sirias” en Israel, fue siempre la condición reconocida para el establecimiento de la paz israelí-siria.

El doctor Alon Liel, ex director general dentro del ministerio de exteriores israelí y ex embajador israelí en Sudáfrica, que estuvo fuertemente involucrado en previas negociaciones israelíes con Siria, ha indicado el verdadero aspecto que detiene a Tel Aviv en la aceptación de la paz. El doctor Alon Liel lo confesó en público: confirmó que un 85% de las negociaciones entre Siria e Israel fueron acordadas entre Damasco y Tel Aviv. [16] Los principales problemas para el establecimiento de la paz entre Damasco y Tel Aviv fueron todos resueltos en 2000: derechos sobre las aguas para Israel desde territorio sirio, acceso garantizado para Israel a las Alturas del Golán luego de su devolución a Siria, y garantías de seguridad entre ambas partes. [17]

La paz, en el sentido de un acuerdo de ambos lados, sin embargo, era inalcanzable en 1993, 1995, 1996, y 2000 debido a las políticas internas de Tel Aviv. La situación se empeoró después de 2001 con el comienzo de una agresiva política de EE.UU. en Oriente Próximo. Alon Liel insistió en que el problema respecto a la paz entre ambos lados es que: “Israel no va a entregar [o devolver] el Golán [las Alturas de] a un aliado de Irán”. [18]

Tel Aviv impuso exigencias más amplias a Siria como precio por la paz. Los intereses estratégicos de EE.UU. e Israel exigen que se aísle a Irán, incluso a costas de la paz con Siria- [19] A este respecto, los asuntos internos y las relaciones exteriores de Siria son factores determinantes para Israel en lo que respecta a las negociaciones.

Siria e Irán forman parte de una alianza estratégica en Oriente Próximo que resiste a los intereses de EE.UU., Gran Bretaña, Israel, Francia, y Alemania. Otros actores en Oriente Próximo que resisten a los mismos intereses extranjeros están además aliados o asociados con Siria e Irán dentro de un bloque tangible, el Bloque de la Resistencia. [20] En este contexto se comprende que Israel no persiga la paz con Siria, sino que amenaza a los sirios con la guerra si no abandonan a Irán y a sus aliados.

En vísperas de importantes ejercicios israelíes en los que Israel y Siria libraron una guerra ficticia, el Vice Primer Ministro israelí, Haim Ramon, declaró en una entrevista en la radio que la ansiedad siria carece de base y que Israel busca la paz con Damasco, pero agregó: “desgraciadamente Siria está metida profundamente en el eje del mal de las conexiones con [Hezbolá]” [21] Por si esto no fuera suficientemente indicativo. Haim Ramon también concluyó que Damasco ha hecho una elección estratégica de preservar su alianza con Irán en lugar de “buscar la paz,” que para Tel Aviv significaría terminar con los lazos sirio-iraníes. Además, el 23 de marzo de 2003, Shimon Peres declaró que “conversaciones de paz con Siria no pueden comenzar mientras siga suministrando armas al Líbano.” [22] Esto fue una referencia al importante papel de Damasco como intermediario entre Teherán y el Levante.

Neutralizando a Siria: Requisito previo para la neutralización de Hamas, Hezbolá, e Irán.

Damasco es fundamental en el marco de la resistencia en Oriente Próximo contra los intereses israelíes, anglo-estadounidenses y franco-alemanes. Siria actúa como un puente entre Irán e Iraq en un extremo de Oriente Próximo y el Levante por el otro. El Líbano, los Territorios Palestinos, Iraq, e Irán están todos vinculados a través de Siria. [23]

A este respecto, Damasco sirve como el lazo central que asocia a las fuerzas que resisten contra un nuevo orden regional en Oriente Próximo, conocido también como el “Proyecto para el Nuevo Oriente Próximo.”

Lo que los israelíes han estado tratando de hacer, en coordinación con EE.UU., Gran Bretaña, Francia y Alemania, es sacar a Siria de estas alianzas y así fragmentar o romper el vínculo entre Irán y el Levante. El objetivo principal es presionar a Siria para que realice una rendición política pacífica (tal como Libia la hizo hacia Gran Bretaña y EE.UU. en 2003), y que se distancie de Irán y de la resistencia árabe dentro de Palestina y del Líbano contra Israel.

Shlomo Ben-Ami, ex ministro de exteriores israelíes, dio a entender en octubre de 2007 que si Siria no se disocia pacíficamente de Irán, sería inevitable una solución militar: “Introducir una cuña entre Siria e Irán, desangrar a [Hezbolá] cortando sus líneas de suministro de armas, permitir la tarea vital de estabilizar el Líbano para tener éxito [con lo que quiere decir que se dé poder a fuerzas clientes en Beirut], e impedir lo que ahora parece el escenario más realista de una guerra en tres frentes de Israel contra Siria, Hamas y [Hezbolá] son los frutos estratégicos concomitantes con una paz sirio-israelí.” [24]

Sacar a Siria del “Bloque de la Resistencia” es un requisito previo para Israel, EE.UU., y sus socios para afrontar a Irán. Una vez que Siria haya sido extraída de la influencia de Irán, todo el Levante podría ser controlado y la resistencia en los Territorios Palestinos y en el Líbano con actores como Hamas y Hezbolá podría ser considerablemente debilitada. En un marco semejante, el Levante podría ser integrado en el orden económico de las así llamados “Potencias Occidentales” bajo el Consenso de Washington y dentro de la Unión Mediterránea: que es donde se funden los intereses israelíes, anglo-estadounidenses, y franco-alemanes en Oriente Próximo.

En 2006, el objetivo en última instancia del ataque israelí contra Líbano fue extraer a Siria de su alianza con Irán e insertar a Damasco dentro de la órbita de un nuevo orden regional. Considerando esta noción, se reveló que los ataques israelíes de 2006 contra el Líbano habían sido planificados teniendo también en mente un ataque contra Siria. [25]

La guerra se convirtió, sin embargo, en una opción mucho más costosa para EE.UU., Gran Bretaña, Israel, y sus socios, y por eso se buscaron canales políticos con Damasco después de la derrota de 2006 de Tel Aviv en el Líbano. Haaretz publicó un informe revelador en agosto de 2007 sobre la verdadera naturaleza de la misión diplomática de Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., a Damasco. Oficialmente, las intenciones de su visita a Damasco eran establecer la paz entre Siria e Israel y mejores lazos con EE.UU., pero las condiciones no fueron totalmente reveladas.

Hacían la corte a Siria para que abandonara a Irán, tal como Londres y París lo hicieron con Italia para que abandonara a Alemania y al Imperio Austro-Húngaro antes de la Primera Guerra Mundial: “El presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes [de EE.UU.] Tom Lantos, quien acompañó a Pelosi, dijo que a Assad debe dársele una oportunidad final de separarse del ‘eje del mal.’ Según Lantos, en unos pocos años, los musulmanes suníes y no Irán bajo Mahmud Ahmadineyad controlarán la región, y conviene a Damasco saber de qué lado estar.” [26]

Para Tel Aviv y sus socios, si el objetivo es extraer a Damasco de su alianza con Teherán esto no puede ser logrado mediante el diálogo diplomático, amenazas económicas, o presión, y queda la otra alternativa contra Siria, el Líbano, y los Territorios Palestinos, la línea de acción original: la guerra, dentro de una gran confrontación en tres frentes, Estas hostilidades también estarían vinculadas a una confrontación con los iraníes y resultarían en un conflicto más amplio en Oriente Próximo y Asia Central. Ehud Olmert declaró “Creo que podemos esperar un verano tranquilo, un otoño tranquilo y un invierno tranquilo [que va de noviembre de 2007 a marzo de 2008],” cuando las tensiones aumentaban entre Siria e Israel en 2007. [27] Vale la pena señalar que las tensiones comenzaron a aumentar nuevamente en el Levante después del período de calma de Olmert.

Las amenazas de guerra en 2007 fueron en parte tácticas de amedrentamiento para presionar a Siria a fin de que obtemperara y cediera ante los intereses geoestratégicos de EE.UU., Gran Bretaña, Israel, Francia, y Alemania. [28] Hasta ahora, todos los esfuerzos por remover a los sirios de sus alianzas han fracasado.

Evidentemente, Israel se ha estado preparando para la guerra en un ámbito regional más amplio. Simultáneamente, Tel Aviv se ha preparado para echar la culpa por cualquier posible estallido de una guerra regional a los sirios, los libaneses, los palestinos, incluso a los rusos, y sobre todo a los iraníes.

Operación Huerto – Inventando un eje nuclear Siria-Irán-Corea del Norte

El 6 de septiembre de 2007, aviones de guerra israelíes violaron el espacio aéreo sirio y atacaron misteriosamente una instalación desconocida. Los militares sirios informaron que aviones israelíes penetraron ilegalmente el espacio aéreo sirio desde el mar Mediterráneo y se dirigieron hacia el noreste de Siria. “Unidades de la defensa aérea enfrentaron [a los aviones de guerra israelíes] y los obligaron a abandonar [Siria] después de que lanzaron [sic: lanzaron] alguna munición en áreas desiertas sin causar ningún daño material o humano,” afirmaron inicialmente los militares sirios. [29] Los sirios también declararon inmediatamente que Israel estaba tratando de crear pretextos para otra guerra en Oriente Próximo. [30] El gobierno de EE.UU. también se sumó a la conmoción afirmando que la Casa Blanca sabía de la operación y que el Pentágono había ayudado a los israelíes. La Casa Blanca también afirmó que los israelíes habían destruido una instalación vinculada con un programa nuclear clandestino en Siria. Damasco sostuvo que los ataques y las afirmaciones sobre un programa nuclear secreto eran preludios para una participación de EE.UU. en una guerra israelí contra Siria. [31]

En este contexto, Siria se contuvo por temor de que Tel Aviv quisiera provocar a Damasco a una guerra. El profesor Eyal Zisser, director del Centro Moshe Dayan de Estudios de Oriente Próximo y África en la Universidad de Tel Aviv, señaló: “Cualquier malentendido podría llevar a una conflagración. Sin embargo, el anuncio sirio fue sorprendente por su moderación.” [32] También se informó de que la operación había sido un posible ensayo para un ataque israelí contra Irán. EE.UU. e Israel afirmaron que los sistemas de defensa aérea en Siria, hechos en Rusia, no funcionaron. [33] Los ataques podrían haber sido una forma de presión para obligar a los sirios a ir a la Conferencia de Annapolis para detectar si el objetivo era lanzar una guerra contra su país.

El ataque fue descrito como un éxito israelí por el gobierno de Bush hijo y los medios dominantes. Se lanzó una campaña de propaganda: Mediante desinformación mediática y declaraciones políticas, se hicieron esfuerzos por establecer la amenaza de “un eje de proliferación nuclear Siria-Irán-Corea del Norte.” [34]

La supuesta instalación nuclear era un proyecto sirio con ayuda de Corea del Norte e Irán, según los gobiernos de EE.UU. e Israel. El intento de achacar a Siria la posesión de programas de destrucción masiva (ADM) no es algo nuevo. De hecho, sólo un mes después de la invasión anglo-estadounidense de Iraq, EE.UU. y Gran Bretaña comenzaron activamente a tratar de mostrar a Siria de un modo parecido a Irak, afirmando que Damasco también tenía arsenales ocultos de armas de destrucción masiva.

A comienzos de abril de 2008 se hizo obvio que Israel y EE.UU. habían estado planeando la publicación de detalles sobre la Operación Huerto y la supuesta instalación nuclear atacada por Israel en Siria para satanizar aún más a Damasco y para amañar aún más un vínculo de armas de destrucción masiva entre Siria, Corea del Norte e Irán. [35] El Jerusalem Post informó a continuación, el 14 de abril, que expertos israelíes sugerían que todos los detalles sobre un ataque israelí en 2007 en el Congreso de EE.UU. incluso podría “embarazar” a los sirios hasta el punto de llevarlos a responder con medios militares contra Israel. [36]

El asesinato de Imad Mughniyeh en Damasco: ¿precursor de la guerra?

El 12 de febrero de 2008, Imad Fayez Mughniyeh, máximo responsable de seguridad de Hezbolá, fue asesinado en Damasco mediante un coche bomba detonado por control remoto. Los servicios de inteligencia de EE.UU., Israel, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Jordania, Egipto y Arabia Saudí fueron todos sospechados de alguna forma de haber participado. Según el Daily Star, un periódico en idioma inglés basado en el Líbano, Arabia Saudí habría ayudado a Israel al asesinar a Imad Mughniyeh y un agregado militar saudí fue arrestado en Damasco debido a vínculos con un colaborador sirio en el asesinato. [37]

Más de un mes después del asesinato de Mughniyeh, el vicepresidente de EE.UU., Cheney, hizo una gira regional por Oriente Próximo: “No debemos ignorar, y no lo haremos, las sombras cada vez más tenebrosas de las situaciones en Gaza, en el Líbano, en Siria y en Irán y las fuerzas que trabajan por descarrillar las esperanzas del mundo,” prometió dramáticamente el vicepresidente Cheney, insinuando que el conflicto se estaba fraguando y que EE.UU. estaba preparado para ayudar a Israel. [38]

No tardó mucho para que los expertos apuntaran al asesinato de Mughniyeh como algo que formaba parte de un complot para lanzar la guerra en Oriente Próximo. El aparato de inteligencia y de información de Israel comenzó a preparar una campaña de desinformación para crear dudas sobre el asesinato de Imad Mughniyeh. Los objetivos de Tel Aviv eran echar la culpa a los sirios en una operación psicológica (PSYOP) con la intención de sembrar dudas y desconfianza entre Hezbolá, Siria e Irán, a fin de tensar su alianza y debilitar el Bloque de la Resistencia.

Según el Canal 10 israelí, algún tiempo después del asesinato de Mughniyeh, Tel Aviv envió a Hezbolá una carta a través de una tercera parte, amenazando con otra guerra desproporcionada contra el Líbano. Tel Aviv tampoco perdió tiempo en amenazar a Siria si Hezbolá lanzaba ataques de represalia contra Israel. [39] En este contexto, Reuters también informó que un alto responsable anónimo israelí había especificado un conflicto con los sirios como represalia por acciones hostiles libanesas y palestinas contra Israel. [40] La raíz de esas así llamadas acciones hostiles de grupos libaneses y palestinas tiene que ver con acciones hostiles iniciadas por Tel Aviv. En muchos casos, esos ataques contra Israel son provocados por Tel Aviv como un medio para crear justificaciones para postergar la paz, anexar territorio, y lanzar la guerra.

A mediados de abril de 2008, aviones jet y helicópteros israelíes crearon inseguridad entre residentes de Haifa cuando despegaron por todo Israel para interceptar un avión ligero no identificado que penetró el espacio aéreo israelí. [41] Las fuerzas de seguridad y militares de Tel Aviv han estado en alerta de nivel máximo desde el asesinato de Mughniyeh. [42] El 18 de marzo de 2008, un barco de guerra israelí fue enviado a aguas libanesas, donde fue interceptado por un barco de guerra italiano, en una acción que muchos en el Líbano vieron como un insulto israelí.

Israel anunció muy públicamente que espera represalias de Hezbolá. [43] Estas “represalias” podrían ofrecer a Israel una excusa para lanzar otra guerra. El gobierno israelí utilizó la oportunidad para aumentar las tensiones interiores entre sus propios ciudadanos. Funcionarios israelíes advirtieron contra posibles ataques desde el otro lado de la frontera libanesas por “aviones teledirigidos repletos de explosivos” hechos en Irán o vehículos aéreos sin tripulantes (UAV) enviados por Hezbolá. [44]

Creando pretextos para la guerra en el Líbano

Israel ha afirmado abiertamente, como parte de una campaña coordinada de relaciones públicas, que Hezbolá aumentó el alcance de su arsenal de cohetes. [45] El anuncio público en Tel Aviv del aumento en el alcance de los cohetes no corresponde al protocolo estandarizado de funcionarios israelíes que trabajan consecuentemente en el interior por mantener la confianza pública en la fuerza del aparato militar y de seguridad israelí. Aunque hubo una auténtica probabilidad de haya algo de verdad en las declaraciones israelíes, el principal objetivo tras sus declaraciones fue crear aún más excusas para más agresión israelí, como ser ataques preventivos, en Líbano o en el así llamado “Frente Norte” israelí, y regionalmente en Oriente Próximo.

En realidad, el alcance de los cohetes de Hezbolá fue probablemente mejorado o ya era capaz de llegar profundo a territorio israelí antes de que Tel Aviv decidiera divulgar sus conocimientos. Hezbolá ya había amenazado con atacar Tel Aviv en 2006 si Beirut era atacada por bombas israelíes. La oportunidad de la información por funcionarios israelíes sobre el alcance de los cohetes de Hezbolá está relacionada con la presentación de una creciente amenaza entre sus propios ciudadanos y persigue ganar su apoyo para nuevos combates.

En el caso de Hezbolá, como en el de la resistencia palestina y Siria, el aumento del alcance de sus proyectiles puede haber estado cuidadosamente vinculado con Irán, en sí el máximo objetivo. Comenzando en marzo de 2008, los medios dominantes en Israel y en todo el mundo informaron que el gobierno israelí había advertido que la mayor parte de Israel, hasta la ciudad de Dimona en el desierto Neguév, estaba dentro del alcance de ataques de Hezbolá desde el Líbano. Corresponsales de Haaretz informaron además que “militantes de Hamas que volvieron recientemente a la franja de Gaza después de ser entrenados en Irán [tienen] un plan detallado para mejorar las capacidades de los cohetes que son desarrollados en la Franja [de Gaza], según altas fuentes de la Autoridad Palestina.” [46] Es útil anotar que las fuentes de la Autoridad Palestina a las que se refieren son los funcionarios no elegidos de Fatah en Cisjordania, que cooperan con Israel. Este tipo de informes ha ayudado también a impulsar el caso favorable a la guerra.

La base para la guerra contra el Líbano es una parte intricada de un conflicto más amplio en Oriente Próximo, que por su parte es en sí un componente de un conflicto aún mayor en Eurasia. El hecho de que varios grupos palestinos de resistencia se hayan entrenado en el Líbano, Siria e Irán, es también utilizado por Israel como justificación para la guerra y como medio para amalgamar a todas las tres repúblicas en un solo eje enemigo. Además de los palestinos en los Territorios Palestinos, los grupos palestinos basados en el Líbano y Siria han dejado en claro que combatirán junto a los libaneses y los sirios en el evento de una guerra importante. Palestinos en Egipto y Jordania también se han pronunciado por una línea de acción semejante.

En 2008 han reaparecido los esfuerzos por implicar a Hezbolá en ataques contra tropas estadounidenses y británicas en Iraq. Esos informes fueron originalmente difundidos por Londres en un esfuerzo por vincular a Hezbolá a las bombas al borde de la ruta en Basora cuando comenzó la ocupación anglo-estadounidense de Iraq, pero fueron abandonados. El principal objetivo británico al involucrar a Hezbolá como enemigo en Iraq fue su conocimiento previo de que el Líbano sería atacado por Israel en 2006.

El 8 de abril de 2008, el general David H. Petraeus, comandante de las tropas de la Coalición en Iraq, acusó tanto a Iraq como a Hezbolá de ayudar a las fuerzas iraquíes que atacaron la “Zona Verde” en Bagdad. [47] Testificó ante el Senado de EE.UU. sobre la supuesta participación de Hezbolá en la muerte de soldados estadounidenses y de la Coalición. “Junto con las Fuerzas de Seguridad Iraquíes, también nos hemos concentrado en los Grupos Especiales [queriendo decir aquellas fuerzas que combaten contra las fuerzas estadounidenses y de la Coalición]. Esos elementos son financiados, entrenados, armados, y dirigidos por la Fuerza Quds [Jerusalén] de Irán, con ayuda de Hezbolá en Líbano.” [48] Las afirmaciones del general Petraeus formaron parte del esfuerzo consciente por justificar un mayor rol estadounidense en el próximo conflicto contra los libaneses.

El frente Mediterráneo

Es evidente para el Pentágono, la OTAN y Tel Aviv que el Levante puede encender un frente de batalla mediterráneo en caso de una guerra contra Irán. Con este fin, la toma de posiciones de una flota de guerra relativamente invisible de la OTAN en el Mediterráneo oriental está estrechamente ligada a los planes de guerra contra Teherán. [49] Las concentraciones navales en el Golfo Pérsico y el Mediterráneo oriental han tenido lugar desde 2001 con el objetivo estratégico de preparar el marco logístico para la guerra contra Afganistán, Iraq, el Líbano, la resistencia palestina, Siria, e Irán.

París y Berlín tienen intensos intereses creados en las guerras anglo-estadounidenses en Oriente Próximo. Como lo han expresado repetidamente responsables franceses, alemanes y de la UE, el Mediterráneo oriental y Oriente Próximo son las “fronteras orientales de la Unión Europea.” [50] Con este fin la Unión Mediterránea de Nicolas Sarkozy es una declaración de esos intereses franco-alemanes que están muy ligados con las guerras en Oriente Próximo y el establecimiento de un arreglo entre los árabes e Israel en el Levante. [51]

El sitio israelí en 2006 contra el Líbano, con el apoyo activo en Israel de personal militar y de planificadores estadounidenses, fue una fase de esta agenda militar así como un ensayo general de ambas partes para una guerra mayor en Oriente Próximo. Las dos tuvieron la oportunidad de reevaluar sus tácticas y estrategias para una semejante guerra futura, si llega a estallar. La historia dirá lo que sucede.

-------------

Mahdi Darius Nazemroaya es escritor y analista geopolítico basado en Ottawa que se especializa en Oriente Próximo y es actualmente Asociado Investigador en el Centro de Investigación sobre la Globalización.

NOTAS

[1] Ze’ev Schiff, Syria rearms, moves troops closer to Golan Heights border, Haaretz, February 22, 2007; Ze’ev Schiff, Israel's message in talks with Gates: Syria is preparing for war, Haaretz, April 22, 2007; Yitzhak Benhorin, Syria arming intensely, minister says, Yedioth Ahronoth, May 4, 2007.

[2] Herb Keion, ‘Syria, Iran, Hizbullah planning war,’ The Jerusalem Post, June 6, 2007; Yakkov Katz, ‘War with Syria this summer unlikely,’ The Jerusalem Post, July 11, 2007; Roee Nahmias, Syria’s top general to pilots: Be prepared for war, Yedioth Ahronoth, October 23, 2007.

[3] Smadar Peri, Syria plans war of attrition in the Golan Heights, Yedioth Ahronoth, August 2, 2007; Aluf Been, IDF, government preparing for possible Syrian strike on Golan Heights, Haaretz, April 2, 2007; Yakkov Katz, IDF prepares for Syrian attack on Golan, The Jerusalem Post, April 27, 2007; Smadar Peri, Arab official: Syrian general mulling war with Israel, Yedioth Ahronoth, August 14, 2007.

[4] Ronn Sofer, Syria not planning offensive, security officials say, Yedioth Ahronoth, June 11, 2007.

[5] Roee Nahmias, Assad: US wants Israel to declare war on Syria, Yedioth Ahronoth, April 17, 2008; Assad: Syria is preparing for war, The Jerusalem Post, April17, 2008; ‘We are prepared for Israel war,’ Press TV, April 17, 2008.

[6] Ibid.

[7] Amos Harel, IDF deputy chief: Summer war with Syria not likely, Haaretz, July 11, 2007.

[8] El Levante en su definición contemporánea es una subregión geográfica de Oriente Próximo que incluye al Líbano, Palestina/Israel, Siria, y Jordania. La provincia turca de Hatay, donde está ubicada la ciudad de Alexandretta (Iskenderon), ha sido considerada tradicionalmente como parte del Levante, junto con pequeñas partes de Turquía. Las fronteras exactas del Levante son abstractas, pero la categorización de países levantinos, en el sentido geográfico de la palabra, es inequívoco. El Levante está rodeado a grandes rasgos por Iraq, al este, el Mediterráneo al oeste, los Montes Tauros en el norte, y Arabia en el sur.

[9] Yakkov Katz, IDF wary of possible war with Syria, The Jerusalem Post, July 11, 2007.

[10] Itamar Eichner, Talks with Syria could lead to war, says Mossad chief, Yedioth Ahronoth, May 14, 2007.

[11] Tzipi Livni, Tzipi Livni : «Vamos a ayudar a Mahmud Abbas...», entrevista de Henri Guirchoun, Le Nouvel Observateur, July 12, 2007.

[12] Ibid.; Tzipi Livni: “De ninguna manera. Siria sigue el juego peligroso que es el suyo en la región. (…) y sigue siendo una amenaza … »

[13] Hern Keinon, Olmert: Israel, Syria don’t want war, The Jerusalem Post, July 12, 2007.

[14] Assad sets Golan pullout as condition for future talks, The Daily Star (Lebanon), July 18, 2007.

[15] Syria dismisses Olmert offer to hold peace talks, The Jerusalem Post and Associated Press (AP), July 10, 2007.

[16] Yaakov Lappin, Israel-Syria pact ‘85 percent done,’ Yedioth Ahronoth, July 18, 2007.

[17] Adam Entous, Syria may be flexible on key Israeli demand: UN, Reuters, July 12, 2007.

[18] Lappin, Israel-Syria pact, Op. cit.

[19] Adam Entous, Israel says awaits clear Syrian message on Iran, Reuters, July 18, 2007.

[20] El Bloque de la Resistencia es un grupo de participantes que puede ser categorizado dentro de una agrupación para resistir programas e intereses foráneos en Oriente Próximo, Irán, Siria, tanto la Resistencia Libanesa como la Oposición Nacional Libanesa, el gobierno dirigido por Hamas en la franja de Gaza, la Resistencia Palestina, la Resistencia Iraquí, y varios elementos de oposición en el Mundo Árabe caen todos en esta agrupación regional opuesta a los intereses anglo-estadounidenses, franco-alemanes e israelíes.

[21] Deputy PM Ramon: ‘Israel has no intention of attacking Syria,’ The Jerusalem Post, April 3, 2008.

[22] Aviram Zino, Peres: Israel will not cede Golan Heights for Syria-controlled Lebanon, Yedioth Ahronoth, March 23, 2008.

[23] Es interesante señalar que el contorno de este bloque también cae dentro de los perímetros de la así llamada “Media luna chií,” un concepto artificial y engañoso sobre la influencia chií en una media luna que comienza desde Irán, pasando por Iraq y Siria, y terminando en el Líbano y Palestina. Este concepto es un término emparentado con la misma terminología que conceptualizó el “triángulo suní” en Iraq, que no existía hasta que comenzó la campaña por ocupar Iraq. Ambos términos son artefactos psicológicos y conceptos descritos como medios para recategorizar y dividir el Oriente Próximo.

[24] Shlomo Ben-Ami, The way to Damascene conversion, Yedioth Ahronoth, October 21, 2007.

[25] Mahdi Darius Nazemroaya, The Premeditated Nature of the War on Lebanon: A Stage of the Broader Middle East Military Roadmap, Centre for Research on Globalization (CRG), September 10, 2007.

[26] Aluf Ben, Israel seeks to reassure Syria: No summer attack, Haaretz, April 3, 2007;

habría que señalar también que se allanó el campo para la guerra contra Berlín y Viena en 1914 por parte de Londres y París al desvincular a Roma de Alemania y del Imperio Austro-Húngaro y esto es precisamente lo que Washington, D.C. y Tel Aviv han estado tratando de hacer respecto a Damasco y Teherán.

[27] Barak Ravid, Olmert: Israel, Syria have no interest in military conflict, Haaretz, August 11, 2007.

[28] Mahdi Darius Nazemroaya, The March to War: Détente in the Middle East or “Calm before the Storm?” Centre for Research on Globalization (CRG), July 12, 2007.

[29] Air Defense Units Confront Israeli Aircrafts over Syrian airspace forcing them to Leave, Syrian Arab News Agency (SANA), September 6, 2007.

[30] Syria: Israel Is Spreading False Reports In Order To Justify War, Reuters, September 30, 2007

[31] Syrian paper warns nuclear rumors may be prelude to US attack, Associated Press (AP), September 16, 2007.

[32] Alastair MacDonald, Syria-Israel bombing incident shrouded in mystery, Reuters, September 7, 2007.

[33] Report: Russia sent technicians to Syria, Jerusalem Post, October 2, 2007.

[34] Sarah Baxter et al., Israelis ‘blew apart Syrian nuclear cache,’ The Sunday Times (U.K.), September 16, 2007; Alexander Kogan, The secretive Syrian-N. Korean alliance, The Jerusalem Post, September 18, 2007.

[35] Amos Harel and Barak Ravid, Israel, U.S. plan to release details on Syria attack, Haaretz, April 9, 2008.

[36] Yakkov Katz and Herb Keinon, Status of Syria strike hearing unclear, The Jerusalem Post, April 14, 2008.

[37] Riyadh accused of role in Mughniyeh assassination, The Daily Star (Lebanon), April 10, 2008.

[38] Cheney backs Israel over security, British Broadcasting Corporation News (BBC News), March 23, 2008.

[39] ‘Israel threatened to attack Damascus,’ The Jerusalem Post, March 15, 2008; Adam Entous and Daniel Williams, Israel secretly warned Syria about Hezbollah, ed. Dominic Evans, Reuters, March 14, 2008; Jon Brain, Israel calms fears of Syria conflict, British Broadcasting Corporation News (BBC News), April 3, 2008.

[40] Ibid.

[41] Hanan Greenberg and Ahiya Raved, Light plane causes scare in north, Yedioth Ahronoth, April 12, 2008.

[42] Ron Ben-Yishai, Revenge for Mugniyah could ignite conflict in north, Yedioth Ahronoth, April 3, 2008.

[43] Yoav Stern, Nasrallah: Mughniyah’s blood will lead to elimination of Israel, Haaretz, March 14, 2008; Police to beef up forces over Purim, fearing Hezbollah strike, Associated Press (AP), March 17, 2008; Avi Issacharooff et al., Hezbollah deputy chief: We have proof Israel killed Mughniyah, Haaretz, March 23, 2008; IDF chief: Army prepared for any scenario, Yedioth Ahronoth, April 18, 2008.

[44] Yakkov Katz, ‘Hizbullah may send bomb-laden UAVs,’ The Jerusalem Post, April 6, 2008.

[45] Israel: Hezbollah increases rocket range, Associated Press (AP), March 27, 2008.

[46] Avi Issacharoff and Amos Harel, Hamas gets Iranian plans for improved Qassams, Haaretz, March 31, 2008.

[47] Andrew Gray and David Morgan, U.S. sees Iran and Syria “Lebanon” gambit in Iraq, ed. Philip Barbara, Reuters, April 8, 2008.

[48] General David H. Petraeus, April 8, 2008 SFRC Testimony (Testimony, U.S. Senate Foreign Relations Committee, Washington, D.C., April 8, 2008).

[49] Mahdi Darius Nazemroaya, The March to War: Naval build-up in the Persian Gulf and the Eastern Mediterranean, Centre for Research on Globalization (CRG), October 1, 2006.

[50] Mahdi Darius Nazemroaya, The Mediterranean Union: Dividing the Middle East and North Africa, Centre for Research on Globalization (CRG), February 10, 2008.

[51] Ibid.; Mahdi Darius Nazemroaya, The Mediterranean Union: NATO’s Role in Conquering the Middle East and North Africa, Centre for Research on Globalization (CRG), February 18, 2008.

© Copyright Mahdi Darius Nazemroaya, Global Research, 2008
http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=8727

 

 

 

Curso
 Islam y Mundo Árabe

Presencial y a distancia

Inscripción online

 

Editor Ahmed Hijazi
Red Mundo Árabe . Plaza Callao, Nº 1 - 3º- 2, Madrid 28013, España
Teléfono: 915228922 - 637979217 E-mail: mundoarabe@mundoarabe.org
Copyright ©Mundo Árabe  2000-2008 Madrid-España

Resolución de pantalla recomendada 1024 x 768

 

   
 PUBLICIDAD    Tienda Online